viernes, 11 de mayo de 2012

¿EL ETERNO NIÑO?

Uno de los grandes problemas de las personas con Síndrome de Down, es que siempre se les trata como si fueran niños pequeños. Esta visión la tiene tanto la sociedad como la propia familia, sobre todo a causa de la sobreprotección de los padres.
La sobreprotección hace que las personas con Síndrome de down no puedan tener autonomía y por lo tanto no puedan realizar actividades sin necesidad de tener ayuda de otras personas.
Un factor importante es el miedo que tiene la familia, que intentan hacer más fácil la vida de estas personas y acaban haciendo que la persona sea totalmente dependiente.
En ningún cromosoma esta escrito que una persona con Síndrome de Down, no pueda ducharse sola, hacerse un bocadillo, cruzar la calle, trabajar o independizarse.



Esta entrada nos muestra una realidad que esta presente siempre que nos encontramos con una persona de estas características. Por ejemplo no estamos acostumbrados a ver una persona con síndrome de down sola por la calle, siempre los vemos con otra persona. Debemos cambiar la mentalidad sobreprotectora que tenemos con estas personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada